martes, 19 de octubre de 2010

¿Falta de leche materna? ¿Baja producción?



Si en principio una mujer tiene la capacidad de amamantar y se ha visto que mujeres desnutridas o que viven en medios insalubres o con exhaustivas jornadas laborales pueden amamantar a sus bebés;
 ¿Cuál es la razón para que una madre piense que no tiene suficiente leche? porqué se escucha tanto: “no soy buena lechera”, o “no pude amamantar a mi bebé”.

¿Por qué no es tan común ver a una madre amamantando y si lo es, ver bebés alimentados por otros medios y porqué muchas madres experimentan un temprano destete o la introducción de suplementos que reemplazan la lactancia?.


 ! Exploremos algunas de las múltiples causas!

Causas fisiológicas de la madre:
Son pocos los casos, pero la capacidad de amamantar puede verse afectada por ciertas enfermedades crónicas o pasajeras, problemas en el desarrollo de la glándula mamaria, serios problemas hormonales, cirugías de reducción de seno o biopsias en las cuales se cortan conductos lactíferos; cansancio, depresión o estrés severos o problemas de dolor, pezones agrietados o cándida, entre otros.

Problemas en el manejo de la lactancia:
Una lactancia exitosa parte del principio de la succión y el principio de la libre demanda. La succión del bebé bien acoplado al seno envía un mensaje al cerebro de la madre para que su cuerpo produzca leche: entre más succione el bebé, más leche produce el pecho materno y por consiguiente, entre menos succione el bebé, menos leche produce. La libre demanda significa que el bebé succiona cuando lo desea y durante el tiempo que quiera. Entonces, por ejemplo, si se sigue una rutina por reloj o se sustituyen tomas nocturnas de leche materna por suplementos y no hay libre demanda, las lactadas irán disminuyendo su frecuencia paulatinamente hasta llegar a un destete temprano, con las eventuales consecuencias de dolor y congestión mamaria.
Otro problema común se da cuando al principio se da una sobreproducción de leche, la sensación de los pechos llenos de leche y goteo, entre otros y luego estos síntomas desaparecen; muchas madres interpretan erróneamente que no tienen leche cuando en realidad la lactancia ha quedado establecida de manera óptima. Incomodidad, cansancio y tener que estar a disposición del bebé pueden incluirse dentro de la falta o disminución de leche por manejo de la lactancia.

La información:
Si bien muchos reciben información valiosa en los cursos de preparación prenatal, algunos no asisten o reciben información errónea, como por ejemplo, que tanto la leche materna como la suplementaria ofrecen los mismos beneficios. Hoy en día existe óptima y gratuita información sobre la lactancia a través de organizaciones dedicadas a este propósito y el personal de salud y las familias que esperan o tienen un bebé pueden solicitarla.

Causas relacionadas con el bebé:
Un bebé puede tener problemas para succionar y no estimular bien el pecho materno, estar enfermo, ser prematuro o tratarse de un recién nacido muy dormilón que no es despertado para amamantar, entre otros. También hay bebés con una necesidad de succión muy intensa o que necesitan el contacto frecuente con la madre y este reclamo permanente les hace pensar que no tienen suficiente leche. En este marco caben los bebés que se despiertan mucho para amamantar y bebés que están atravesando un pico de crecimiento y necesitan estimular el cuerpo de la mamá para que produzca más leche buscando el pecho más a menudo de lo acostumbrado. Estas señales podrían interpretarse erróneamente como falta de leche.

Causas relacionadas con el entorno familiar, social, médico, legal y laboral:
Un bebé criado a pecho necesita ser amamantado con mucha frecuencia; esta, situación puede generar comentarios como: “estás malcriando a tu bebé”, “se está acostumbrando a los brazos” o “no tienes suficiente leche y por eso quiere estar pegado todo el tiempo” y pueden generar desmotivación para seguir amamantando. Si la madre está abrumada por tareas del hogar o la atención a otros hijos, puede querer abarcar todos los frentes y ceder a presiones, abandonando o disminuyendo la lactancia.

La sociedad está acostumbrada a recibir imágenes de biberones en la publicidad o en las muñecas infantiles y es poco común encontrar imágenes orientadas a la lactancia materna.

En algunos centros de salud no permiten el contacto madre – bebé desde el principio, así se trate de un parto normal y sugieren a las madres alimentar con suplementos “mientras les baja la leche” o “para que descansen”.

Es escaso el cumplimiento de las normas de derecho internacional que regulan la manera en que las empresas que fabrican leche de fórmula deben publicitarla y comercializarla. Ejemplo de esto son las campañas de entrega gratuita de suplementos o publicidad orientada a la compra de estos.

En el ámbito laboral, las madres trabajadoras que amamantan no cuentan en ciertos países con licencias de maternidad lo suficientemente prolongadas como para amamantar. Aquí también se incluye la falta de un espacio privado e higiénico en los sitios de trabajo para extraer o almacenar la leche materna, lo cual genera una disminución en los tiempos de extracción y problemas para almacenar leche que bien podría dársele al bebé cuando se está lejos de él.

Si se revisan los factores que se relacionan con la falta de leche, se puede decir que no siempre son indicativos de su ausencia y si es viable su solución, es posible mantener o retomar la relación de lactancia. Con información y apoyo se puede evitar la innecesaria introducción de suplementos que pueden eventualmente desencadenar alergias, sobrealimentación (hay bebés que no controlan el flujo de leche que sale de la tetina del biberón), molestias estomacales y confusión de succión (la manera de agarrar el pecho es distinta de la manera de agarrar la tetina del biberón); suplementos que de no necesitarse constituyen una barrera a los beneficios de la leche materna en cuanto a supervivencia, desarrollo, crecimiento del niño, salud y bienestar de la madre.

Texto extraido de: Calderón Bogoslavsky,Valeria.<<¿Falta de leche materna?¿Baja producción?>>,(2009)Http://portabebesayu.blogspot.com/2009/12/ninos-de-leche-falta-de-leche-materna.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada